Las ventajas de la gestión patrimonial de activos inmobiliarios - Grupo Collado
16270
post-template-default,single,single-post,postid-16270,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

Las ventajas de la gestión patrimonial de activos inmobiliarios

Las ventajas de la gestión patrimonial de activos inmobiliarios

Existen soluciones para cuando deseo invertir pero no acabo de decidir dónde ni cómo hacerlo

 

En tiempos de incertidumbre económica la gestión patrimonial de los activos inmobiliarios constituye un refugio de seguridad para los inversores interesados en rentabilizar su dinero a largo plazo. Más si cabe en contraposición a otro tipo de actividades financieras que implican un mayor riesgo y la necesidad de disponer de conocimientos técnicos más avanzados.

El objetivo principal de la gestión patrimonial consiste en rentabilizar la inversión inicial que supone la compra de un inmueble. La forma de conseguirlo es administrar los bienes de forma eficiente para obtener rendimientos económicos duraderos mediante su arrendamiento y aumentar su valor en el mercado de cara a una posible venta. Para ello, es esencial cuidar aspectos como la sostenibilidad medioambiental y el mantenimiento de los activos.

La rentabilidad de la gestión patrimonial

 

La inversión en activos inmuebles presenta grandes posibilidades de negocio dentro del mercado inmobiliario español, fundamentalmente debido a los elevados índices de demanda de vivienda (sobre todo de arrendamiento) y a las reiteradas dinámicas de crecimiento en el precio de los alquileres.De hecho, según los datos que publica el Banco de España, la rentabilidad que ofrece el alquiler de las viviendas supera con creces la de otros productos como los bonos del Estado y, especialmente, las acciones en bolsa, cuyos beneficios han caído en picado durante la crisis provocada por el Covid 19. Parece claro que, frente a la volatilidad de los mercados, los bienes raíces generan seguridad y confianza en los ahorradores.

Al fin y al cabo, ¿quién no necesita una casa para vivir? Particularmente en España, donde a los jóvenes les resulta muy difícil acceder a la propiedad de una vivienda debido a la disparidad existente entre los sueldos y los precios de compraventa.

 

Juan Collado Sánchez
Grupo Collado

No hay comentarios

Publicar un comentario